Viaja a Croacia

Viaja a Croacia y explora la maravillosa región mediterránea. Por su punto estratégico en el mar Adriático, Croacia abarca la riqueza científica, histórica y cultural que dejaron numerosas civilizaciones a su paso al haber dominado el país. Entre ellas Croacia fue una provincia romana, parte del imperio bizantino, Estado Vasallo de Francia, y parte de la República Veneciana.

Explora la ciudad balnearia Dubrovnik, en la compañía de un guía experto hispanohablante. Recorre los sitios maravillosos del casco histórico que ofrece la ciudad. Mientras estés en Dubrovnik podrás visitar Hvar, una antigua isla de faros de influencia veneciana.

Mientras te encuentres en la región de Dalmacia, podrás visitar Split, una ciudad nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. A quienes les guste admirar la arquitectura, se podrá maravillar con el Templo de Jupiter. El Templo aún conserva sus techos originales con las esfinges egipcias que cuidan su entrada. Al finalizar el día, podrás disfrutar del confort que proporciona el Hotel Marmont, un hotel a tan solo una cuadra del mar en el centro de la ciudad cerca de todo tipo de atracciones.

Los amantes de la historia no pueden faltar al islote de Ciovo. En el islote podrán aventurarse en los Palacios de influencia veneciana, admirar la Catedral San Lorenzo y la fortaleza veneciana de Kamerlengo.

Si lo que buscas es un viaje a Croacia enfocado en la naturaleza, el Parque Nacional Plitvice en la región de Lika es a donde te debes dirigir. El parque está conformado por 16 lagos y 92 cascadas y cataratas inmersas en una zona verde. Podrás explorar el parque a pie por majestuosos senderos de vegetación.

La ciudad de Pula es un lugar del cual no querrás irte. Su clima agradable, tradición de vinos y comida marina junto con sus sitios de interés cultural conforman un lugar placentero e interesante. Durante tu estadía en Pula podrás visitar sitios de interés tales como el Anfiteatro. El Anfiteatro en su apogeo albergó a más de 20 000 personas siendo el tercero más grande del imperio. Otro de los lugares importantes para visitar, propio de Pula, es la Basílica Eufrasiana. Ésta es famosa por los diseños de los mosaicos que la decoran, haciéndola uno de los sitios más memorables.