Durante mucho tiempo Europa del este fue la mitad sin descubrir del continente. Las notorias atracciones de este lado del continente, hacen que sea un excelente destino turístico. Viaja a Europa del este y explora destinos extraordinarios. República Checa, Rumania, Hungría, Eslovaquia, Austria, Eslovenia y Croacia ofrecen una gran diversidad geográfica y de atractivos turísticos para cada gusto. Los viajeros podrán disfrutar de la variedad de actividades, desde los amantes de la cultura e historia, hasta quienes buscan un enfoque dinámico.

Comienza tu viaje por Europa del Este en Croacia, un país ubicado en el mediterráneo, al este de Italia. Quienes visiten el país podrán disfrutar del sol en la Costa Adriática en el sur o de un clima más fresco al norte. Su capital, Sarajevo, está situada en el interior y sus atracciones incluyen un casco histórico, y establecimientos donde se hacen exhibiciones tales como el Museo Arqueológico y el Museo de Ciencias Naturales de Croacia. La capital es anfitrión de numerosos eventos y los viajeros podrán disfrutar de múltiples tours a los pueblos históricos cercanos.

Disfruta de Austria, un país lleno de hermosa arquitectura, arte y música. Tanto Viena como Salzburgo ofrecen una amplia variedad de festivales y eventos culturales durante todo el año. Goza de sus paisajes, arquitectura y toda la cultura que tiene para ofrecer el país. Entre los festivales más reconocidos se encuentran: Graz, Linz, y Música en el Gigante entre muchos otros.

No puedes visitar Hungría sin hacer un recorrido a fondo por su capital, Budapest. La espectacular ciudad ofrece una amplia variedad de atractivos y entretenimiento. Su arquitectura es uno de sus encantos principales y sus calles pueden ser recorridas por semanas descubriendo novedades. Hungría alberga el lago más grande Europa central, el Lago Balaton, al igual que numerosos centros vacacionales y spas. Los viajeros que estén en búsqueda de castillos podrán disfrutar de un paseo a Pannonia, que tiene 800 sitios históricos.

Aquellos que quieran sumergirse en la naturaleza no se pueden perder un viaje a Rumania. El país es hogar de una abundancia de paisajes exuberantes y tiene ubicaciones ideales para hacer caminatas y explorar. También ofrece centros vacacionales tradicionales al pie del Mar Negro al igual que castillos y fortalezas. Mientras estamos en Rumania no nos podemos olvidar de la leyenda de Drácula. Hay varios tours en la región de Transilvania donde se podrá visitar el Castillo Bran y el pueblo done nació el vampiro: Sighisoara.

Continúa tu viaje en República Checa, un país que ofrece actividades para todos los gustos. El país es reconocido por sus encantadores destinos históricos, cerveza económica y su capital, Praga. Los amantes de la naturaleza seguramente prefieran ir a Bohemia Central, una zona en las afueras de Praga donde podrán incursionar en actividades didácticas como remar en kayak y hacer windsurf. Los amantes de la historia se deleitarán con los castillos y sitios históricos en bohemia del sur, y los fanáticos del vino encontrarán los pintorescos paisajes del sur de Moravia de todo su agrado.

Después de visitar la República Checa, no puedes perderte de Eslovaquia. Ambos países anteriormente formaban Checoslovaquia pero ahora cada uno es un destino turístico imperdible. Uno de los principales atractivos del país es su capital Bratislava, la cual atraviesa el río Danubio. La ciudad cuenta con los encantos de su gente, del arte, y la arquitectura. Para aquellos viajeros activos y a quienes les agrade la nieve, deberán visitar la región del norte la cual ofrece un paraíso para esquiar y arquitectura de varios periodos históricos.

Finaliza tu viaje en los fascinantes Alpes Julianos de Eslovenia ubicados en la frontera noroeste con Italia. El parque nacional Triglav abarca la mayoría de los Alpes eslavos con el majestuoso Monte Triglav como la montaña más alta del país. Durante su estadía en el parque no puedes perderte de la despampanante vista del puerto de montaña más alto de Eslovenia: Vrsic, en el cual se unen los ríos Sava y Soca.